Artículo anteriorPremios Montagud 2023
Artículo siguienteGinés García Millán

LA ROCHELLE

Una ciudad con sabor

El nombre de la Rochelle deriva del término “Rochella” que, a su vez, alude a la plataforma rocosa sobre la que se construyó este entorno pesquero, caracterizado a lo largo de la historia por su poder comercial. A tan solo 140 km de Nantes y 180 km de Burdeos, la ciudad costera de La Rochelle es el destino perfecto para los amantes del mar, la tranquilidad y el buen marisco. Sin duda, se trata de uno de los lugares más atractivos de Francia por su ambiente marinero y por el delicioso sabor de sus platos estrella: las ostras y los mejillones con patatas fritas. 

El mercado central

Para conocer de cerca la gastronomía local de La Rochelle no te puedes perder la visita al mercado central, un claro ejemplo de mercado construido en hierro a principios del siglo XIX. En él, además de mejillones y caracoles de mar, podrás encontrar todo tipo de exquisiteces como el paté de verduras, el queso de cabra, la lubina y el Pineau des Charentes, un vino que se obtiene a partir de la mezcla de mosto de uva sin alcohol y aguardiente de coñac. Por lo que respecta a las ostras de Charente-Maritime, estas se cultivan en el mar en más de 2500 hectáreas de criaderos de ostras frente a la costa de La Rochelle, entre las islas de Ré, Aix y Oléron. En invierno, es la temporada de berberechos, bígaros, vieiras y almejas. 

Nuevo Nº Revista Fetén

El Puerto de los Mínimos

Tras un delicioso almuerzo a base de marisco, te recomiendo que disfrutes de un reconfortante paseo a pie o en bicicleta por el Puerto de los Mínimos, el primer puerto deportivo de la costa atlántica. Además, desde el puerto también puedes hacer un recorrido en velero o catamarán, incluso existe la posibilidad de realizar actividades como ir en moto acuática, canoa y kayak. 

Acuario de la Rochelle

Si te encanta la fauna marina, visitar el acuario es una opción apasionante. Recibe 800.000 visitantes al año y es uno de los mayores acuarios privados de Europa. Podrás conocer más de 12.000 animales muy variados y sorprendentes, que viven tanto en el Atlántico como en el Mediterráneo y los Trópicos. 

Museo Marítimo de la Rochelle

Como complemento perfecto de la visita al acuario, el Museo Marítimo de la Rochelle es un espacio único, en el que se pueden ver colecciones relacionadas con el mundo marino: inmensas embarcaciones, instrumentos de pesca y muchas más sorpresas…

Museo de Historia Natural

Si te ha gustado el Museo Marítimo, seguramente te encantará el Museo de Historia Natural, en el que encontrarás todo tipo de elementos naturales y piezas etnográficas procedentes de numerosas partes del mundo. Gracias a coleccionistas, viajeros y donantes se ha conformado una colección de enorme valor. 

La ciudad costera de La Rochelle es el destino perfecto para los amantes del mar, la tranquilidad y el buen marisco

Búnker 

Construido en 1941, uno de los lugares más misteriosos de la Rochelle es el búnker, que fue un cuartel general de los oficiales de submarinos durante la Segunda Guerra Mundial. En este espacio tendrás la oportunidad de descubrir no sólo su intrigante historia, sino que también podrás ver los restos de decoración que han quedado en él. 

Las torres

Si te interesa la historia y el arte puedes subir a lo alto de las torres de la Chaîne y de San Nicolás, ubicadas en el puerto antiguo. Levantada en el siglo XIV, la Torre de San Nicolás sirvió como espacio defensivo y como prisión estatal. Junto a ella, la Torre de la Chaîne (Torre de la Cadena), tenía adosada a ella una gran cadena de hierro que había que maniobrar con un cabrestante para permitir la entrada y salida de barcos. 

Catedral de San Luis

Desde lo alto de las torres se observa cómo se alza la magnífica catedral barroca dedicada a San Luis. Su visita no solo merece la pena por su imponente fachada, sino también por los frescos de la cúpula, realizados por el prestigioso pintor académico William Bouguereau en el siglo XIX. 

Palacio de la Justicia

Otro monumento singular que merece una visita es el Palacio de la Justicia, construido durante el período barroco. En 1604 fue el palacio presidencial de Enrique IV y, un siglo después se reconstruyó con el propósito de acoger el Palacio de la Justicia, que hoy destaca por su estilo de influencia clasicista. 

Gran Reloj

El elemento más señalado de entrada y salida al casco antiguo es el gran reloj, que constituye una de las imágenes más reconocidas de la ciudad. Construido en el siglo XII,fue originalmente una puerta de la ciudad fortificada de La Rochelle, abierta en el recinto primitivo. En el siglo XIII pasó a llamarse Puerta de Parrot porque daba acceso al arrabal de ese nombre, y a finales del XV se incorporó un campanario octogonal. Otro de los aspectos que llama la atención es que durante un tiempo albergó un museo arqueológico sobre los Templarios de La Rochelle.

Por todo y esto y mucho más, desde aquí recomiendo visitar esta interesante ciudad que no dejará indiferente al viajero.

      Related posts

      Ginés García Millán

      Por: Sarah Ochoa y María José Nicolás Fotografía: Ezequiel Trejo Ginés García Millán tiene una mirada...

      Premios Montagud 2023

      Por:Carolina Pérez La pasada noche del 23 de Enero, en el Hotel Iberostar Las Letras en...

      DECADENCIA

      1.Pérdida progresiva de la fuerza, intensidad, importancia o perfección de unacosa o una persona. 2.Período histórico...

      Podcast de Aitziber Garmendia

      Disponible en Spotify En LOS DIRECTOS DE FETÉN charlaremos con la actriz vasca AITZIBER GARMENDIA .Actriz...

      Comparte este artículo

      Últimas entradas

      Ginés García Millán

      Por: Sarah Ochoa y María José Nicolás Fotografía: Ezequiel Trejo Ginés García Millán tiene una mirada...

      Premios Montagud 2023

      Por:Carolina Pérez La pasada noche del 23 de Enero, en el Hotel Iberostar Las Letras en...

      DECADENCIA

      1.Pérdida progresiva de la fuerza, intensidad, importancia o perfección de unacosa o una persona. 2.Período histórico...