BIARRITZ

    GLAMOUR VASCO FRANCÉS EN EL SUR DE FRANCIA

    Toda regla tiene su excepción y este caso no iba a ser diferente. En mis viajes suelo evitar las capitales y grandes ciudades y las cambio por rincones menos turísticos, pero descubrí hace unos años una ciudad que merecía saltarme mi propia regla, y esa es Biarritz. Este año he vuelto a visitarla y me sigue enamorando como la primera vez. 

    Esta hermosa ciudad costera situada en el suroeste de Francia es un lugar de ensueño que combina lo mejor de la cultura, la gastronomía y la naturaleza.

    La Grande Plage, la playa más famosa y una de las más bellas de Europa. Con su larga extensión de arena dorada, esta playa es perfecta para nadar, tomar el sol, hacer surf y deleitarse de una caminata al atardecer 

    Revistas Fetén

    Biarritz tiene una rica historia que se remonta al siglo XVIII, cuando era un pequeño pueblo de pescadores. A mediados del siglo XIX, se convirtió en un destino de moda entre la realeza europea, gracias a su clima templado, sus maravillosas playas y sus impresionantes vistas al mar. En la actualidad, Biarritz sigue siendo un lugar de ensueño que atrae a turistas de todo el mundo.

    Personalmente, me encanta la fusión existente entre las culturas francesa y vasca; se entremezclan de manera natural y fluida en arquitectura, decoración, gastronomía…no en vano, a todas las ciudades cercanas a la frontera (San Juan de Luz, Anglet, Hendaya, Bidart, Biarritz…) se las conoce como la costa vasca “le cote basque”.

    El primer punto a favor es la facilidad de desplazamiento entre País Vasco y Francia; os contaré a continuación nuestra escapada a Biarritz por 12 horas y os aseguro que, sin correr, pudimos ver y disfrutar de varios placeres y lugares preciosos.

    Para comenzar nuestra ruta, salimos de Bilbao y empezamos un pequeño “road trip” de menos de dos horas hasta llegar a Biarritz. Una vez ahí aparcamos en la calle Príncipe de Gales, en una zona de pago por horas, y nos dispusimos a pasear para disfrutar del paisaje, del olor del mar y de todos los detalles. Una de las muchas ventajas de Biarritz es que todo el centro es muy asequible a pie, con distancias de entre 10 y 30 minutos máximo.

    Solo apearnos del coche nos llama la atención una edificación en la costa, elegante y majestuosa. Se trata de Villa Belza, una villa de estilo neo-medieval construida entre 1880 y 1895 y que ha sido restaurada y utilizada como vivienda, restaurante, cabaret y mucho más. Iréis comprobando la belleza y elegancia de todos los edificios y el óptimo estado en el que se encuentran en toda la ciudad.

    Siguiendo por el paseo marítimo, otro lugar que no podéis perderos en Biarritz es el puerto de pescadores de Port Vieux. Este pequeño puerto es un lugar lleno de encanto y parada obligatoria en cualquier recorrido por la ciudad. Aquí se puede disfrutar de un ambiente relajado y auténtico y de la impresionante vista del océano. Además, el puerto está lleno de restaurantes que sirven deliciosos platos de mariscos frescos, lo que lo convierte en un lugar ideal para degustar la gastronomía local. Debo añadir el encanto de su pequeña cala donde los lugareños toman el sol y salen a nadar con las corrientes.

    Suscríbete

    * indica obligatorio

    A tan solo unos metros empezamos a vislumbrar uno de los lugares más emblemáticos de la costa de Biarritz, la Capilla de la Virgen también conocida como Virgen de la Roca. Situada en lo alto de un acantilado, la capilla ofrece unas vistas impresionantes del Océano Atlántico y de la costa vasca. Desde aquí se puede apreciar una vista panorámica de la bahía de Biarritz y del faro de la Pointe Saint-Martin. Fue construida en el siglo XIX como una ofrenda a la Virgen María después de que un barco naufragara cerca de la costa.

    Esta hermosa ciudad costera situada en el suroeste de Francia es un lugar de ensueño que combina lo mejor de la cultura, la gastronomía y la naturaleza 

    Retomamos el camino del paseo marítimo y llegamos a la Grande Plage, la playa más famosa y una de las más bellas de Europa. Con su larga extensión de arena dorada, esta playa es perfecta para nadar, tomar el sol, hacer surf y deleitarse de una caminata al atardecer. La playa cuenta con un ambiente animado y relajado donde se pueden alquilar sombrillas y tumbonas además de una gran cantidad de bares, restaurantes y tiendas. En verano es habitual que haya más surfistas que bañistas en sus aguas.

    Justo cuando termina esta delicia de playa nos topamos con el hotel más representativo de Biarritz, el Hotel du Palais. Este edificio, fundado en 1854, fue la residencia de Napoleón III y de la emperatriz Eugenia. Actualmente es un lujoso hotel de 5 estrellas de la cadena Hyatt.

    Finalmente no podíamos perdernos el mercado de Halles de Biarritz, otro de los lugares más destacados de la ciudad. Este mercado cubierto es un auténtico paraíso gastronómico donde se pueden encontrar los mejores productos locales, desde quesos y vinos hasta mariscos y pan recién horneado. Aquí podréis disfrutar de la cocina francesa y vasca y descubrir nuevos sabores y aromas que seguro que os encantarán. Abre de 9:00 a 14:00 y os recomiendo pasear a media mañana y deleitaros con sus colores y aromas. Así mismo tomar unas tapas para después comer en el también idílico Le Cafe du Commerce, al más puro estilo bistró francés, con una decoración exquisita y una cocina local fresca y deliciosa.

    Dependiendo de vuestros gustos y tiempo disponible os recomiendo dejar un espacio en vuestro día para simplemente pasear y dejaros llevar. En Biarritz todo es bonito, elegante y cuidado hasta el mínimo detalle. Es un placer visual continuo.

    Las tiendas de chocolate son mi perdición, la decoración es preciosa, el producto y la calidad sublime. Vale la pena entrar en algunas de ellas como simple placer y probar las delicatessen que venden.

    Personalmente una parada indispensable es el salón de té Miremont. Se trata de una pastelería cafetería fundada en 1872 que conserva el encanto y elegancia de sus primeros días. Famosa gracias a que la realeza (Alfonso XIII, Amelie de Portugal, emperatrices y zares) durante varias épocas degustaba sus dulces y bebidas y pasaba sus tardes en el local con vistas al mar. Es entrar y transportarte a otra época y sentirte especial y afortunada.

    Por último debo recomendar las librerías de esta ciudad, que, como todo, son únicas y maravillosas.

    En resumen, Biarritz es una ciudad que lo tiene todo: playas impresionantes, gastronomía deliciosa, una rica historia y un ambiente relajado. Si buscáis un destino de vacaciones que combine la naturaleza, la cultura y la buena vida, Biarritz es el lugar perfecto. Pero si tenéis poco tiempo y aun así os merecéis una escapada de lujo, prometo que no os defraudará.

    - Advertisement -

    Related posts

    Misa D´Angelo

    La actriz y cantante italiana Misa D'Angelo es conocida por su versatilidad en pantalla y...

    ¡SABOREA el MUNDO!

    Los miedos pueden paralizarnos y hacer que perdamos muchas oportunidades únicas e irrepetibles en la...

    Hotel Montera Madrid CURIO COLLECTION BY HILTON

    ELEGANCIA Y SOFISTICACIÓN CON TOQUES CANALLAS EN EL CENTRO DE MADRID Situado en la céntrica y...

    EL SUBMARINO

    EL SUBMARINO DE María Carmen Barbosa, Miguel Falabella La Revista Fetén patrocina la obra de Teatro...

    Comparte este artículo

    Últimas entradas

    Misa D´Angelo

    La actriz y cantante italiana Misa D'Angelo es conocida por su versatilidad en pantalla y...