El cine ha perdido el glamour que tenía antes

Por : iker Elduayen

Serrat cierra siempre los conciertos con su mítica Fiesta, donde se despide de su público con uno de los versos de dicho tema. “Se acabó. El sol nos dice que llegó el final…”. Si cambiamos el sol por la lluvia podríamos hacernos eco del grandísimo Joan Manuel para despedir esta 70 edición del Festival de San Sebastián. Hace escasas horas que el certamen se daba por clausurado al anunciar que la colombiana Los reyes del mundo se alzaba con la Concha de Oro a la Mejor Película. Laura Mora, su directora, recogía el premio ante el repleto auditorio del Kursaal. Haciendo el habitual balance al final de la semana cinéfila, junto a otros colegas y amigos aficionados, llego a dos conclusiones que me gustaría compartir. La primera es que el cine ha sido de calidad. Quizás una de las mejores ediciones en lo que a calidad de películas se refiere. Por cuestión de agenda me resulta imposible ver toda la Sección Oficial, pero ninguna de las películas a concurso me ha decepcionado. Hay algunas como La Maternal o La consagración de la primavera que me han fascinado y volvería verlas una y otra vez, porque son maravillosas. La segunda conclusión es que la gran mayoría de las películas emitidas este año proponían una narración más reflexiva y participe hacía el espectador. Además de varios temas comunes, parece que el cartel de cineastas se ha puesto de acuerdo con los temas a tratar.

Nuevo Nº Revista Fetén

Pero el Festival de San Sebastián no solo es la Sección Oficial, que compite a las famosas conchas otorgadas por el jurado, la cosa va mucho más allá. Nuevos directores, la necesaria conexión del cine latinoamericano con el cine europeo o la inclusión de los realizadores vascos son algunas de las otras intenciones del Zinemaldia. Siempre lo he dicho, pero mi sección favorita es Perlak, donde se congregan todas películas premiadas en otros populares festivales. En San Sebastián, todos los títulos que componen este apartado optan al Premio del Público de Donostia, que este año ha sido para Argentina 1985, protagonizada por Ricardo Darín y producida por él mismo y su hijo, Chino Darín. Una película sublime e increíblemente recreada que obtuvo un 9,16 sobre 10 (el público guipuzcoano es muy generoso). Se quedó en segundo lugar As Bestas de Rodrigo Sorogoyen y En los márgenes de Juan Diego Botto, otra exquisitez protagonizada por una aún mejor Penélope Cruz. 

No entiendo cómo un festival permite que, por su alfombra roja, desfilen más influencers y estrellas de televisión que actores y directores de cine.

El cine también es glamour. ¿Dónde están las estrellas?
Pese al buen cine, este año ha faltado el gran arraigo de un festival: el glamur. ¿Dónde estaban las estrellas? Y más en una 70 edición, una esperada cifra para la que se había prometido un increíble y suculento certamen. Sí, ha venido Juliette Binoche a recoger su merecido Premio Donostia y también lo ha hecho el canadiense David Cronenberg. Al final del camino aparecieron Ana de Armas y un discreto Liam Neeson, que fue uno de los pocos invitados al festival que no quiso hacer pública su hora de llegada. El protagonista de Venganza entró por la puerta de atrás, sin ninguna glamurosa recepción. Obviamente, merece una especial mención la sublime Penélope Cruz, que no solo acudió para presentar su película, sino también para recoger el Premio Nacional de Cinematografía 2022. Y cómo no, mi adorada Carmen Maura que junto a Carmen Machi y Paco León acudió a presentar Rainbow, que yo particularmente (me llaman loco por esto) he disfrutado muchísimo. 

Pues eso ha sido todo lo relevante en cuanto ha estrellas se refiere. Y no porque la presencia de nombres haya sido escasa, sino que para una celebración tan singular como son los 70 años de un festival, hayan contado con tan poca estrella. Yo y el público amigo recordamos con gran cariño la 60 edición, donde se repartieron cinco Premios Donostia y la ciudad se llenó de celebridades. Richard Gere, Susan Sarandon, Dustin Hoffmann, Penélope Cruz, Tommy Lee Jones, Claudia Cardinale, Ben Affleck o John Travolta pisaron la ciudad para conmemorar los sesenta años del certamen. ¿Y qué ha pasado una década después? Hay quien destaca la sencillez y que el verdadero cine está en el número y la calidad de películas que se traen. Cierto, el cine son películas, pero el cine también es glamur. Son estrellas, presencias. Los festivales se deberían nutrir de la presencia de sus grandes nombres para hacerse ver. No entiendo cómo un festival permite que, por su alfombra roja, desfilen más influencers y estrellas de televisión que actores y directores de cine. No lo entiendo. Será que el cine ha perdido el glamur que tenía antes. Esto lo dijo la ya fallecida presidenta de la Academia del Cine, Yvonne Blake. No hay mejor frase que resuma esta pasada edición del Festival de Donostia, por eso titulo así esta crónica mía. 

Iker Elduayen
Iker Elduayenhttps://linktr.ee/ikerelduayen_
Mi objetivo en el periodismo será siempre rememorar, porque considero injusto que aquello a lo que tanto quisimos, hoy quede en el olvido. En esta sección, reuniremos a todas esas grandes estrellas del Hollywood del blanco y negro (también del color) que formaron el lujoso star system de Los Ángeles

Related posts

“El último verano antes de todo”

Por: Carolina Pérez "El último verano antes de todo" , es la primera novela del director...

15 frases extraordinarias de Concha Velasco

Por :Iker Elduayen Ava Gardner & InterContinental Madrid una historia de amor correspondido Los podcast de la Revista...

COSIMO FUSCO

“Veneciafrenia es claramente un homenaje al cine de Dario Argento, uno de los mayores exponentes...

The Madroom Boulevard

Por:Carolina Pérez The Madroom Boulevard es el salón de belleza de moda en Madrid, en la...

Comparte este artículo

Últimas entradas

“El último verano antes de todo”

Por: Carolina Pérez "El último verano antes de todo" , es la primera novela del director...

15 frases extraordinarias de Concha Velasco

Por :Iker Elduayen Ava Gardner & InterContinental Madrid una historia de amor correspondido Los podcast de la Revista...

COSIMO FUSCO

“Veneciafrenia es claramente un homenaje al cine de Dario Argento, uno de los mayores exponentes...