Costa Rica

Tras el corazón verde

Texto y fotos: María Rosselló

Costa Rica es un país verde y natural lo mires por donde lo mires.

Fue parte de mi primer viaje fuera de Europa, aunque no sólo por eso me marcó sino también porque es un país especial y mucho más avanzado en bastantes temas que me parecen vitales para un futuro viable y sostenible.

En 1948 fue la primera nación del mundo en tomar la decisión de abolir su ejército y actualmente es una de las pocas que no cuentan con él.

Revista Fetén

Además, una cuarta parte del territorio costarricense corresponde a selvas protegidas repletas de fauna; en 1970 Costa Rica fundó el sistema de parques nacionales que en la actualidad cuenta con 26.

Adicionalmente hay que tener en cuenta que Costa Rica es propietaria del 75 % de la biodiversidad de América Central, para hacernos una idea de las enormes posibilidades que ofrece de disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

Una cuarta parte del territorio costarricense corresponde a selvas protegidas repletas de fauna 

El clima es cálido y agradable todo el año, con una temperatura media de 25 grados, aunque no hay que obviar que la zona caribeña del país se caracteriza por lluvias constantes y una gran sensación de humedad. Aparte, como en la mayoría de países con clima tropical, existen dos estaciones: una seca (de diciembre a abril) y otra lluviosa (de mayo a noviembre).

Personalmente soy una amante de los animales desde que tengo uso de razón y no consiento ni tolero las injusticias o malos tratos a estos seres vivos espectaculares; pero es realmente desde ese

viaje a Costa Rica que no soy capaz de ver animales en cautividad, ni entrar en zoos o recintos donde estén enjaulados. La razón: mi visita a varios parques naturales allí. Cuando los ves en su hábitat y en libertad ya nunca más puedes verlos encerrados, cambia totalmente tu visión.

Viajamos a Costa Rica

La experiencia de ir paseando por ese entorno tan verde, salvaje e impresionante sintiéndote un niño pequeño, en parte por lo diminuto que te sientes en esa inmensidad y por otro lado por la ilusión y atención que pones para intentar tener suerte y encontrarte con especies difíciles de observar o desconocidas para ti, es indescriptible.

Estás en su casa, tú eres el observado y según el día, la hora o la suerte podrás ver más o menos animales, no es algo organizado, planificado, cuadriculado…aquí paseas y te aventuras a lo desconocido.

Solo con la flora, el aire puro y las arañas, serpientes, iguanas, monos…ya es una experiencia alucinante. Pero no puedo expresar en palabras lo que sentí cuando vi mi primer perezoso, después de horas con la vista puesta en lo alto de todos los árboles y con el oído pendiente de cualquier pequeño movimiento, y de pronto me regaló su presencia. ¡La emoción de ese momento no la olvidaré jamás!

Contenido nº1 Revista Fetén

Las opciones de parques son tantas que dependerá de varios factores: del tiempo que dispongas, de la zona del país donde estés, si tienes vehículo propio o no, y de tu estado físico (algunos requieren de horas de treking y subida de pendientes). Yo fui con transporte público. Sabía que no quería estar moviéndome continuamente, por lo que preferí calidad antes que cantidad. Ver menos pero con calma y dejar el resto pendiente para futuros viajes. 

El primer parque que visité fue el Cahuita -en la parte caribeña del país- de 1.076 hectáreas y con uno de los mejores arrecifes del mundo. En este parque recorres un sendero y te vas maravillando por momentos. Me gustaría que con estas imágenes aprecies lo que yo sentí.  

Cuando ves animales en su hábitat y en libertad ya nunca más puedes verlos encerrados

Otro de los parques que visité fue el Manuel Antonio cuya mayor peculiaridad es que posee varias playas en su territorio a las que sólo se puede acceder visitando este espacio protegido. Playas realmente salvajes y naturales, resguardadas del turismo masivo y de una belleza espectacular. Recuerdo además una gran iguana que me acompañó mientras me bañaba en el mar observándome con gran calma desde una roca. Realmente te sientes muy afortunada. 

En este parque encontré muchos monos carablanca -alguno más amigable que otro- que me dejaron pasar un rato con ellos sin problema. 

De esta zona de Manuel Antonio me llevo también en la memoria sus maravillosas puestas de sol. 

Totalmente recomendable en este país es también la península de Nicoya (uno de los cinco territorios más longevos del mundo). Un lugar aún más salvaje y auténtico que el resto, con caminos escarpados y sin asfaltar, pero con unos paisajes y atardeceres impresionantes. Sentarte en la playa de Santa Teresa con un delicioso ceviche del vendedor ambulante de turno y esperando que el sol se ponga, para mí resultó ser un pequeño gran placer. Y Malpaís al lado de la anterior playa es un paraíso abrupto y espectacular. 

Asimismo en varias zonas del país se pueden hacer excursiones de esnórquel y maravillarte también con el fondo marino, por ejemplo en Montezuma. Teniendo en cuenta el clima tan agradable que posee Costa Rica es muy placentero dejarte mecer por sus aguas. 

Reconozco que por falta de más tiempo me quedaron muchísimos lugares sin visitar. Siguen anotados en mi lista porque sé que volveré y la espera habrá merecido la pena. 

Quiosco

Related posts

Mujer contra mujer, el himno que iba para Amaya Uranga, acabó siendo de Ana Torroja y enamoró a Aitana

HOY HACE TREINTA Y CUATRO AÑOS QUE MUJER CONTRA MUJER VEÍA LA LUZ El público coreaba a pleno...

“El último verano antes de todo”

Por: Carolina Pérez "El último verano antes de todo" , es la primera novela del director...

15 frases extraordinarias de Concha Velasco

Por :Iker Elduayen Ava Gardner & InterContinental Madrid una historia de amor correspondido Los podcast de la Revista...

COSIMO FUSCO

“Veneciafrenia es claramente un homenaje al cine de Dario Argento, uno de los mayores exponentes...

Comparte este artículo

Últimas entradas

Mujer contra mujer, el himno que iba para Amaya Uranga, acabó siendo de Ana Torroja y enamoró a Aitana

HOY HACE TREINTA Y CUATRO AÑOS QUE MUJER CONTRA MUJER VEÍA LA LUZ El público coreaba a pleno...

“El último verano antes de todo”

Por: Carolina Pérez "El último verano antes de todo" , es la primera novela del director...

15 frases extraordinarias de Concha Velasco

Por :Iker Elduayen Ava Gardner & InterContinental Madrid una historia de amor correspondido Los podcast de la Revista...