Artículo anterior
    Artículo siguiente

    LUIS MOTTOLA

    “Después de varios años dedicado casi en exclusiva al teatro, hace unos meses tomé la decisión de dar un giro profesional para renovarme y refrescarme y abordar proyectos que ya tenía preparados pero que mantenía en barbecho”


    Fotografía: Ezequiel Trejo
    Localización Petit Palace Savoy Alfonso XII

    Luis Mottola empezó actuando en su país de nacimiento, Argentina, aprincipios de los 90, y cuando llegó a España en los 2000, comenzó su verdadera andadura por casi todas las series de televisión del momento. 

    Los Serrano, Aquí no hay quien viva, Cuéntame cómo paso, Sin identidad, La que se avecina, etc. o la que le hizo ser más reconocido en nuestro país, El internado, interpretando a Andrés Novoa.

    Pero no solo de series vive el hombre, y por eso le hemos podido ver en películas y cortometrajes como Alacrán enamorado, de Santiago Zannou; Es por tu bien, junto a José Coronado, Javier Cámara y Roberto Álamo; o incluso en El ultimátum de Bourne junto a Matt Damon.

    En 2020 se subió a las tablas con Lolita Flores para protagonizar la obra Llévame hasta el cielo, con una gira que ha durado hasta el año pasado. Y en el cortometraje Mesa para tres, también le vemos junto a Luis Zahera, Nacho Guerreros, Paco Tous, Nerea Garmendia, y Alexandra Masangkay, una campaña de sensibilización con la que se pretende concienciar a los espectadores sobre la escasez de alimentos.

    Revista Fetén: Luis, te presentas a ti mismo como actor de teatro, cine y televisión, presentador y formador y coach de habilidades en el ámbito empresarial. Y también sabemos que diriges y presentas un magazine de entretenimiento en radio, MOTTOLA & CÍA. Pero si tuvieras que elegir y quedarte solamente con una de estas actividades, ¿cuál sería? Y por otra parte, ¿cómo te organizas en tu día a día para llegar a todo?

    Luis Mottola: Empiezo por el final: si, además del trabajo, añades las ocupaciones familiares, la respuesta es que, a veces, con la lengua fuera. Pero ya sabes: sarna con gusto… En casa, tenemos una organización familiar un poco tetris pero, al final llegamos a todo: los niños a sus clases, a sus extraescolares, a sus colegios y a sus cosas; y los padres, a las nuestras. Elegir, elegir… un actor no puede realmente elegir. El modelo del sector cambia con mucha rapidez y, más que de elección, es un tema de adaptación. Es cierto que, en muchas ocasiones, no puedes trabajar en un medio determinado porque, sencillamente, no te llaman. En otras, tienes que tomar decisiones y elegir un trabajo puede implicar renunciar a otro. Pero no sabes nunca qué vendrá mañana. En mi caso, y después de varios años dedicado casi en exclusiva al teatro, hace unos meses tomé la decisión de dar un giro profesional para renovarme y refrescarme y abordar proyectos que ya tenía preparados pero que mantenía en barbecho, como mi magazine de radio o mi trabajo como formador en habilidades empresariales a través de disciplinas artísticas. Lo que ocurre es que, por muchos planes que hagas, la vida del actor es así y no ha pasado ni un año y ya estoy otra vez sobre dos escenarios a la vez y en la carretera, con la gira de CAMPEONES de la Comedia y con mi recién estrenado espectáculo personal. Por eso, mi filosofía es ‘be water my friend’. El teatro me fascina; la televisión y el cine, también; la radio es como un oasis; la formación me abre a otros espacios y otros modelos de personas y formas de vida… Lo que más me gusta, en realidad, es lo que esté haciendo en cada momento porque todo tiene facetas increíbles que me hacen disfrutar muchísimo como intérprete y también a nivel personal. Lo que no falta nunca es mi entrenamiento deportivo y mi descanso: hay que estar físicamente en forma para poder darlo todo en el trabajo después. 

    “Cuando observas cómo ha evolucionado todo en los últimos años, dan ganas de subirse a una máquina del tiempo y volver al mundo analógico”


    Fotografía: Ezequiel Trejo
    Localización Petit Palace Savoy Alfonso XII

    R.F.: Te hemos visto intervenir en episodios de casi todas las series de ficción española, ¿te has quedado con ganas de participar en alguna de la que no te hayan llamado? Y dándole la vuelta, ¿has quedado descontento de alguno de tus personajes?

    Luis Mottola: Si te soy sincero, cualquier actor te diría que se ha quedado con ganas de trabajar en todas las series en las que no ha trabajado. Con el talento que hay en España y con la cantidad de productoras, creativos y agentes que están convirtiendo el entretenimiento de factura española en un artículo de lujo en todo el mundo, todos querríamos poder trabajar en todas las producciones pero es imposible. Yo, por mi parte, estoy muy satisfecho de formar parte de la familia de unas cuantas producciones, todas maravillosas. ¿Descontento con algún personaje? Absolutamente no. ¡Descontento sólo por no haber podido hacerlos durante más años! 

    R.F.: Pareces una persona muy calmada, polifacética, tenaz y con las ideas claras. ¿Pero hay algo que le quite el sueño a Luis Mottola?

    Luis Mottola: Bueno, sí, soy como me describes. Lo que me quita el sueño es lo que se lo quita a todo el mundo: mi familia, mis hijos, su presente y su futuro, su bienestar. Cuando observas cómo ha evolucionado todo en los últimos años, dan ganas de subirse a una máquina del tiempo y volver al mundo analógico, menos violento, menos agresivo, menos ambicioso, en el que las personas se llamaban por teléfono y se hablaban, había más cercanía, más sentido de comunidad, más conciencia social, más oportunidad para vivir despacio y para, sencillamente, charlar y compartir una mesa o un café sin prisas, sin control digital y sin agendas. Y no es por nostalgia, porque no soy usuario de la añoranza. Es, simplemente, que tengo ojos, memoria y 54 años. 

    REVISTA
    FETÉN

    Gratuíta
    Digital

    Una charla íntima con Luis Mottola: reflexiones sobre su vida y carrera como actor

    R.F.: Después del éxito de tu tercera gira de teatro con Lolita, con Llévame hasta el cielo, ¿habrá más teatro? Te has adelantado y ya nos has contado antes algo sobre tus nuevos proyectos… 

    Luis Mottola: Pues ya sabes que en esta profesión es difícil saber lo que viene mañana. Tendrían que darse las coincidencias en tiempos, agendas, proyectos en producción… La mayoría de las veces, no es cuestión de ganas sino de que surjan los proyectos que encajen en los perfiles y que, cuando lo hagan, todos estén disponibles. Así que solo el tiempo lo dirá. Por el momento, ya estoy inmerso en la gira nacional de Campeones de la comedia, una historia original del autor de Campeones la película, y en un espectáculo personal de comedia en el que, entre risas y reflexiones, cuento mucho de mí y de mi visión del mundo a través de mi personaje. 

    R.F.: Los martes te podemos escuchar junto con Nacho Llorente en tu magazine de radio Mottola y cía entrevistando a artistas y personajes relevantes del mundo de la cultura, la música, el teatro, la ciencia o la sociedad pero ¿hay algún personaje histórico al que te habría gustado poder entrevistar? Y ¿algún personaje real?

    Fotografía: Ezequiel Trejo

    Localización Petit Palace Savoy Alfonso XII

    Fotografía: Ezequiel Trejo

    Localización Petit Palace Savoy Alfonso XII

    Luis Mottola: Si me hubieras hecho esta pregunta hace unos meses, te habría respondido, como siempre, Leonardo Da Vinci y Dalí. Pero hoy te diría que sentaría en una mesa a Gorbachov y a Putin y el debate no tendría desperdicio. No hay momento más histórico que el presente y, periodísticamente, Putin es EL personaje. 

    R.F.: Este pasado mes de octubre se estrenó de manera oficial Mesa para 3, un cortometraje pensado para sensibilizar sobre la escasez de alimentos y sus consecuencias. ¿Crees que su contenido ayudará a tomar conciencia acerca de este gran problema al que muy pronto nos tendremos que enfrentar? ¿Llegará este corto a conseguir movilizar conciencias y hacer que tomen cartas en el asunto a los que verdaderamente tienen que hacerlo?

    Luis Mottola: Este proyecto es, artísticamente, un caramelo. Todos hemos disfrutado muchísimo haciéndolo. Pero es que, además, es valiosísimo por la valentía de una multinacional como Stoller de poner las cartas sobre la mesa, con una sonrisa, sí, pero sin medias tintas: estamos viviendo una situación global urgente y hay que tomar medidas ya. Se acabó. No hay tiempo. No queda tiempo. Hay países en el globo que viven en hambruna permanente. Hay malnutrición permanente. Hay enfermedades endémicas permanentes. Hay niños que no tienen la oportunidad de vivir. El agua empieza escasear. La alimentación comienza a degradarse. La naturaleza se queja cada día más. Y todo ello causado por los excesos industriales descontrolados, por la falta de conciencia social y por el modelo económico desbocado al que hemos llegado sin que los gobiernos globales hayan tenido, durante décadas, la decencia de gestionar con respeto por la población mundial, por el medioambiente y por la naturaleza que nos acoge, nos cobija y nos alimenta. Proyectos como Mesa para 3 no son meros trámites de responsabilidad social corporativa o meros contenidos branded de marca: son reclamos valientes y realistas desde dentro de la propia industria, conscientes de su responsabilidad real de aportar valor a la sociedad y ayudar a ¡ójala! revertir la situación hasta donde sea posible, aunque no sea fácil. Por eso es un orgullo personal formar parte de un proyecto tan importante ante el que me quito el sombrero. 


    Fotografía: Ezequiel Trejo
    Localización Petit Palace Savoy Alfonso XII

    R.F.: A principios de año coincidiste también con tu compañera Nerea Garmendia rodando en Asturias El hogar, de Julio De La fuente. ¿Qué supuso para ti este trabajo de cine mudo y en blanco negro homenajeando al gran Chaplin? ¿No es un gran reto en pleno siglo XXI retomar este tipo de cine?

    Luis Mottola: Pues es que ya lo has dicho tú casi todo. Protagonizar El Hogar ha sido una delicia, un placer, un regalo absoluto, un privilegio. Es un ejercicio de estilo maravilloso, una creación de vocación artesanal, que Julio ha intentado enfocar también desde la dirección, la realización y la producción replicando de algún modo la forma de trabajar de principios de siglo, limitando los medios y con recursos y trucos de la época. Ha sido más que un reto trabajar la corporalidad y la expresión con las limitaciones impuestas por el silencio y por el estilo de dirección, para poder contar la historia siendo muy conscientes visualmente de lo que luego tendrá que ver en pantalla el espectador y sabiendo que no dispones del canal auditivo para completar tu interpretación. En cualquier producción actual, el director toma sus decisiones y apenas necesitas saber, cómo actor, cómo se va a ver un plano. Pero, en el cine mudo, sufres una saturación en la fase de preparación porque construyes con el doble de intensidad y de esfuerzo para complementar la limitación. ¡Podríamos pasar horas hablando sobre El Hogar!

    R.F.: Sabemos que tienes algún proyecto entre manos para antes de que termine el 2022… ¿Nos puedes adelantar algo? Cuéntanos donde te podremos ver próximamente.

    Luis Mottola: Al final, te lo he adelantado ya todo. En cine, se acaba de estrenar El Hogar. En radio, continúo con mi magazine Mottola & Cía. En teatro, la gira de Campeones de la comedia y también la gira de mi espectáculo personal de comedia. Este final de 2022 está siendo, realmente, fetén. 

    - Advertisement -

    Related posts

    Misa D´Angelo

    La actriz y cantante italiana Misa D'Angelo es conocida por su versatilidad en pantalla y...

    ¡SABOREA el MUNDO!

    Los miedos pueden paralizarnos y hacer que perdamos muchas oportunidades únicas e irrepetibles en la...

    Hotel Montera Madrid CURIO COLLECTION BY HILTON

    ELEGANCIA Y SOFISTICACIÓN CON TOQUES CANALLAS EN EL CENTRO DE MADRID Situado en la céntrica y...

    EL SUBMARINO

    EL SUBMARINO DE María Carmen Barbosa, Miguel Falabella La Revista Fetén patrocina la obra de Teatro...

    Comparte este artículo

    Últimas entradas