Viajando al Sur y al Levante a través de las pinturas de Sorolla

El arte permite al ser humano sumergir su mirada en mundos pasados y en tierras lejanas. Como si se tratase de una máquina del tiempo, artistas como Sorolla han evocado en sus cuadros múltiples entornos de España gracias a los viajes que llevó a cabo por gran parte del país. En las catorce pinturas murales denominadas Visión de España encargadas al artista valenciano por Archer Milton Huntington, el fundador de la Hispanic Society de Nueva York, se representan las costumbres y formas de vida de numerosas ciudades y regiones, que nos permiten apreciar la belleza, riqueza y variedad cultural de España. 

Nuevo Nº Marzo 2022

A través de estas obras del impresionista valenciano podemos viajar con la imaginación a Andalucía y conocer su panorámica costumbrista. La representación del baile de las sevillanas, un canto y baile andaluz típicos de Sevilla, Huelva y otras provincias andaluzas, es uno de sus cuadros más espléndidos. 

Sevilla. Sevillanas (1915)

Sorolla ilumina el movimiento y el ritmo de los cuerpos de las mujeres, pero también se enfoca en los reflejos de luces y sombras de los patios andaluces, en los que el sonido del agua fluye por toda la composición. Además, las flores emanan un aroma delicado y casi tangible que circunda por cada rincón de este óleo.

Ayamonte. La pesca del atún (1919)

La pintura de Sorolla también nos transporta a Huelva, y concretamente al municipio pesquero de Ayamonte. Sorolla llegó a Huelva siendo un autor de reconocida fama internacional, en un estado avanzado de su vida y mezclando el cansancio con el atrevimiento. En 1919 se traslada a Ayamonte para plasmar la tradicional “levantá de los atunes”, que nos permite apreciar la visión de la pesca de atún desde dentro de una almadraba (una de las técnicas para la captura del atún), en la que se encuentran pescadores y rederos envueltos en sus tareas. 

Elche. El palmeral (1918-1919)

Por otro lado, el patrimonio cultural y natural de Elche también queda reivindicado en este conjunto de pinturas murales de la Hispanic Society de Nueva York. De hecho, Sorolla decidió pintar esta ciudad ya que en esos momentos Pedro Ibarra Ruiz, arqueólogo, investigador, escritor y pintor español, difundió el hallazgo de la Dama de Elche. 

Valencia. Las grupas (1916)

El palmeral de Elche es una obra maestra del artista valenciano en la que reluce un huerto de palmeras en la época de recolección de los dátiles. Tras la palmera que se ubica en el eje principal y en primer plano se sitúa un grupo de mujeres que seleccionan cuidadosamente los dátiles que un palmerero les va acercando. 

Viajar a Valencia también es posible a través de Las grupas, en la que Sorolla hace hincapié en la parte posterior del lomo del caballo. En este luminoso desfile de caballos podemos apreciar cómo son los hermosos trajes tradicionales y la bandera de la ciudad. Asimismo, llama la atención la frescura de las palmeras, las naranjas y, al fondo, el Mar Mediterráneo, que constituye el eje fundamental de la obra de Sorolla. 

Otros Artículos

spot_img