Las espectaculares islas Lofoten

Rodeado por el mar de Noruega, el archipiélago de las Islas Lofoten está compuesto por unas 80 pequeñas islas que forman parte de la región denominada Laponia Noruega, en la provincia de Norland, y situada por encima del Círculo Polar Ártico. 

Texto y fotos: Juan Manuel Fernández

Se trata de un enclave único rodeado de preciosas montañas y fiordos muy profundos en los que viven abundantes colonias de aves. Disponen de muchas playas salvajes y todo esto nos hace pensar en un paradisíaco lugar cuyo principal atractivo es disfrutar de la naturaleza.

Nuevo Nº Marzo 2022

Para poder llegar a las islas es necesario volar hasta uno de sus tres pequeños aeropuertos, aunque la forma más habitual es la vía marítima mediante algún ferry. El turismo también acude a ellas mediante barcos de crucero de todos los tamaños. La comunicación entre islas se realiza en automóvil ya que casi todas ellas están unidas mediante puentes. 

El nombre de Lofoten proviene de “lo” que significa lince y “foten” que significa pie. El motivo de este apelativo es que el conjunto de los picos montañosos y de la cadena de islas se parece a los pies de un lince vistos desde tierra firme.

Durante la primavera y el verano se pueden realizar actividades organizadas para avistar ballenas

¿Qué hacen distintas a estas islas de otras? Existen bastantes razones, pero se podrían resumir en las siguientes particularidades:

El sol no se pone en ningún momento del día, desde el mes de mayo hasta julio. 

Se pueden divisar las auroras boreales a partir del mes de septiembre.

En sus pueblos siempre huele a pescado seco.

Existen las llamadas casas peludas. Sus techos se recubren de turba y crece la vegetación, absorbiendo esta la lluvia y la humedad. Es curioso ver que cuando es necesario recortar la espesura suben a una oveja para que paste y al mismo tiempo abone, de esta manera mantienen una altura de flora uniforme. 

Poseen muchos cables eléctricos, todo funciona por electricidad.

Dadas las dificultades que algunas veces se dan para los desplazamientos, disponen de un buzón comunitario de correos en un punto de cada barrio. Es decir, la correspondencia no se reparte casa por casa.

El nombre de Lofoten proviene de “lo” que significa lince y “foten” que significa pie

Llueve muchísimo, siendo la zona del continente europeo en la que se dan más borrascas. 

Los habitantes de Lofoten se dedican principalmente a la pesca y dentro de las distintas variedades de la misma, a la captura del bacalao. Se ven múltiples secaderos de pescado al aire libre. El 90 % del bacalao se exporta a Italia.

En tiempos pasados los momentos álgidos de la pesca disponían de unos 600 barcos pesqueros de los que se ocupaban unas 30.000 personas. Actualmente ese número ha descendido ya que muchos habitantes se dedican a trabajos relacionados con el turismo y la naturaleza. 

Apreciamos este cambio en muchas de las casas tradicionales de pescadores (rorbu) que actualmente se alquilan a turistas. Su situación junto al mar y que la mayoría dispone de sauna, hacen de ellas un buen reclamo. 

La ciudad más importante del archipiélago es Svolvaer, pero las primordiales atracciones turísticas se encuentran situadas en el sur. 

Las principales islas son Moskenesoya, Flakstadoya y Vestvagoya. Existe una localidad muy curiosa con el nombre más corto conocido, “A”. 

La carretera más importante de las islas es la denominada E 10.

Con todo lo aquí mencionado es suficiente para que el viajero se sienta atraído por viajar a estas islas, pero aún se puede reforzar el deseo de explorarlas si además visitamos un punto clave para el turismo denominado Leknes, dentro de la ciudad de Vestvagoy. Se trata del centro administrativo que pertenece a la provincia de Nordland, medio geográfico del conjunto de islas. 

Leknes dispone de unos 3.000 habitantes y parece un pueblo de cuento de hadas con sus casas de colores y sus pequeños fiordos junto a ellas. Si se llega por barco, lo primero que se divisa es el signo vikingo de la zona, eso ya predispone al viajero a pensar que verá algo distinto.

Muy cerca está el complejo denominado Lofoten Seafood Center, en donde se pueden conocer las actividades y costumbres de los pescadores. 

El principal museo del lugar es el del Bacalao Seco.

En las cercanías se encuentra la aldea de pescadores mejor conservada de todo el archipiélago, se trata de Nusfjord. Sus tiendas tradicionales son francamente atractivas por su diseño y también por evocar el pasado y otra forma de vivir en muchas partes del mundo. 

El archipiélago dispone además de un atractivo muy diferente. Durante la primavera y el verano se pueden realizar actividades organizadas para avistar ballenas, orcas, cachalotes y demás habitantes de su gran fauna marina. Sin olvidarnos de sus aves, como los carismáticos frailecillos.

Las islas Lofoten pueden visitarse en cualquier época del año, pero dependiendo de la que se elija se podrá disfrutar de sus diferentes paisajes. La nieve y el hielo atraen a muchos visitantes, pero también los hay que prefieren deleitarse de sus colores paisajísticos en otras estaciones. Sea como fuere, la visita siempre tendrá un denominador común; la naturaleza en todo su esplendor.

Related Articles